VUELVE CABARET A GRAN VÍA (CRÓNICA-OPINIÓN)


La noche de ayer fue todo un gran éxito para el elenco de artistas, que se llevaron la ovación de todo un publico en pie. Pero para nosotros uno de ellos se lleva la mejor interpretación y otro la mejor voz. 

Éste jueves no sólo ha sido el comienzo de Octubre, sino que también fue la presentación para prensa del nuevo musical del Teatro Rialto, Cabaret. Y a rebosar estaban las butacas de principio a fin, con el particular ambiente lujoso que crean las luces de Cabaret. 
Eduardo Soto, Cristina Castaño y Daniel Muriel en el cartel de la obra. 
No es la primera vez que llega a la Gran Vía de Madrid el libreto de Joe Masteroff, con las letras originales de Freb Ebb y música de John Kander, por lo que había muchas posibilidades de que esta temporada no destacara más que las anteriores, pero lo ha hecho. 
Un escenario móvil, para el he ha hecho falta una reforma en el Rialto, un vestuario de lo más completo, una orquesta en directo dirigida por Raúl Patiño (que se merece un fuerte aplauso), y unos bailarines en la perfecta forma física. Todo esto rodeado el ambiente que debe de tener esta obra, que habla sobre los prejuicios, la libertad sexual y personal, y sobre el ascenso del nazismo en la sociedad alemana. Una tragicomedia clásica, no apta para menores de 18, que ayer volvió a emocionar al público. 
Cristina Castaño se lleva nuestra mención a mejor voz del espectáculo. Ya habíamos comprobado en la serie “La que se avecina” que Cristina tenía una voz potente, pero anoche el micrófono se le quedó corto. No solo porque llegó a erizar el vello de los espectadores de las últimas butacas, sino también porque, aunque ya la habíamos visto cantando en algunas ocasiones en ¡Qué tiempo más feliz! o en Shoko, su voz no se había oído en los teatros madrileños desde “Fama, el musical”, y volvió a lo grande. Los fans de esta villalbésa que conozcan solo su faceta televisiva están de suerte, porque disfrutarán aún más, de su voz y de su cambio de imagen, cuando vayan a verla interpretar a la joven Sally. Solo una cosa: “no se lo digáis a mamá…”
También se merece una mención especial la voz de Marta Ribera, que ya participó en la temporada de Cabaret de 2008 interpretando a Sally. Esta vez, en su papel de Fräulein Schneider, ha sido una de las más aplaudidas. Su grandioso control de la voz para darle ese carácter viejo y seco del personaje, en contraste con su forma de cantar, fue lo que ayer la hizo destacar entre los demás. Esta temporada podremos disfrutar de ella como una estupenda casera en Berlín, sin movernos de Madrid. 
La mejor interpretación se la lleva Daniel Muriel, en el personaje de Clifford. Acostumbrados a verle últimamente en series televisibas como Gym Tony, no cabe duda de que Daniel puede lucirse mucho más encima de un escenario. Anoche supo transmitir al público todos los sentimientos de ese joven estadounidense, recién llegado a Alemania, como si estuviéramos leyendo un libro. Más de uno (que conocía la historia) se sobresaltó más de una vez en su asiento con los giros que daba este personaje.  Daniel fue uno de los actores que más se emocionó en el aplauso final, y con razón. 
¿Y Edu Soto? No nos olvidamos de él, y es que este maestro de ceremonias es la guinda de este elenco. Con un desparpajo, y la vis cómica que le caracteriza, el personaje de Emcee le viene como anillo al dedo. Aunque anoche su maquillaje recordaba a veces más al villano de la película Saw que al mítico dueño del Kit Kat Klub, destacó por sus cambios de vestuario, la versatilidad del personaje, y la interacción con el público. Sus números en “solitario” (sin el resto de personajes principales) “Dos chicas” y “Si la vieras con mis ojos”, arrancaron la mayoría de las risas. 
No sabemos si formará parte del especátulo, o ayer con los nervios del estreno tuvieron que hacer tiempo extra entre acto y acto, pero fuera como fuese Edu Soto sacó durante esos cinco minutos lo mejor de su improvisación, y desde luego Rebeca y Chema (dos espontáneos del publico) se lo pasaron mejor que nadie con este génio, y ojalá estos detalles se repitan para el disfrute del público en el resto de funciones. 
Enrique R. del Portal (Schultz), Diana Roig (Alternante Sally), Eduardo Soto (Emcee), Daniel Muriel (Clifford), Pepa Lucas (Frizie), Jose C. Campos (Hermman), Cristina Castaño (Sally), Víctor Díaz (Ernst) y Marta Ribera (Schneider)
En conclusión, esta temporada de Cabaret promete ser una de las mejores alternativas de ocio para Madrid, y desde aquí les damos la enhorabuena a todos ellos, y un agradecimiento especial a Jaime Azpilicueta, Som Produce y a Daniel Mejías por hacerlo posible. 
Gracias, y Auf Wiedersehen. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *