¡SEIS CONSEJOS PARA ENFRENTARTE A TUS NERVIOS EN UN CASTING!

¿Sueles temblar de los nervios al enfrentarte a un casting? Las frases de “me he quedado en blanco” o “es que estoy muy nervios@” están prohibidas después de leer este post. Aquí 6 consejos para enfrentarte a tu nervios o miedos frente a una prueba. Así que lee con calma que esto no es un casting. No sabes lo que vas a ahorra en tilas… ¡ Ahí van esos consejos!

sticker,375x360.u13

1. Prepárate un buen repertorio de música

Y ahora es cuando te preguntas: “Pero, si la prueba no es para un musical…” ¡Lo sabemos! Pero lo que quizá no sepas es el poder que puede tener la música sobre nosotros. Escuchar música que nos gusta y nos relaja (Kiko Rivera no es buena opción) ayuda a mantener la calma, controlar nuestros nervios y concentrarnos de camino al casting. ¡Así que ya sabes! Móvil en mano (o MP3, MP4… lo que uses), cascos bien puestos y disfruta de la música para desconectar un poco de los nervios que han hecho que apenas desayunes.

2. Respira profundamente.

En los cursos de preparación al parto te enseñan, y parece que funciona. No es raro ver a la gente cogiendo aire sistemáticamente para controlar sus nervios. Inhala y exhala lentamente y con calma. Cuando exhalas, imagina todo el estrés dejando tu cuerpo. ¡Funciona!

3. Ve bien preparado.

Esto es como el colegio. Cuando no te sabías la tabla de multiplicar rezabas para que el profesor no te la pidiera. Pues en el casting, lamentablemente eso no es así. Si no te lo sabes probablemente hagas un casting bastante flojo. Memoriza las líneas tan bien y de tantas maneras diferentes que se conviertan en una parte de ti. Practica con algún amigo y dile la separata en voz alta y de muchas maneras distintas. Créeme que no quieres escuchar tu voz por primera vez en la sala de casting. Si no tienes amigos (oye, todo es posible) hazlo frente al espejo, pero escúchate varias veces y llévalo bien preparado.

4. Visualiza la audición.

Dicen que funciona, pero yo nunca lo he hecho por que lo que visualizo luego acaba siendo distinto. Pero imagínate entrando por la puerta totalmente preparado, marcando tus decididos pasos, y luego desapareciendo en la escena, olvidándose por completo del hecho de que es una audición. Puede ser una herramienta de gran alcance si se utiliza de manera eficaz.

5. Camina con confianza.

No queremos que los directores de casting se piensen que eres un cervatillo recién nacido. Eres un actor y eso no es más que una prueba, una de tantas a las que te enfrentas. Actúa como una persona confidente. El lenguaje corporal lo dice todo. Mantén la cabeza alta, haz contacto visual y actúa sin que noten tu desesperación por querer el papel. 

6. Escucha.

¡Qué escuches te he dicho! Muchos actores lo olvidan. La sala de espera es el momento perfecto para sumergirte totalmente en la escena y escuchar realmente como dices y articulas cada una de las palabras. En tu mente, deberías estar pensando: “¿Qué me dijo ese personaje?” o “¿Cómo me siento acerca de eso?”, “¿He puesto hoy la lavadora?” Bueno no, eso no (aunque nunca sabemos si es para una publicidad de un detergente. Visualizarte poniendo la lavadora quizá esté bien) Tú estás ahí para actuar, tomar la dirección y hacer la audición lo mejor que puedas, alejando los nervios y atrayendo el talento y esfuerzo que seguro tiene.

¡Así que no estés nervioso o nerviosa y a por ello!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *