RUBEN CASTEIVA: “Dedicarte 12 horas diarias en cuerpo y alma a lo que adoras es espectacular a la par que agotador”

Ruben Casteiva, actor madrileño formado en la RESAD que, junto a unos compañeros, ha montado su propia productora: MADBOX. Entró en la Real escuela de arte dramático tras empezar telecomunicaciones, y nos cuenta cómo pasó la preparación y las pruebas. 

avatar_actor_5933_rubencasteiva201601

¿Cuándo y cómo te diste cuenta de que querías ser actor?

Creo que desde pequeño me ha encantado convertirme en otros personajes, cantar, bailar, hablar en público, montar shows… con el tiempo fui descubriendo que esa parte mía actoral era mucho más grande de lo que empezó como un juego y descubrí que podía hacer de ello mi profesión. Creo que en el instituto empecé a descubrir que me aportaba mucho más y disfrutaba muchísimo más del grupo de teatro en el que estaba que de cualquier otra clase.

¿Cuál fue la reacción de tu familia al contárselo?

Un apoyo total, me dejaron decidir mi camino; un camino que ya veían venir.

¿Estudiaste alguna carrera antes de hacer interpretación?

Justo antes de entrar en la RESAD empecé telecomunicaciones, de hecho me enteré en clase por un SMS de un amigo de que había superado las pruebas de la RESAD y que tenía plaza, con mi correspondiente reacción en mitad de la clase de: “¡Ostias!”. Lo que me hizo salir preguntándome: “¿qué hago? ¿qué hago?” mientras mi cuerpo ya había decidido y se encaminaba a la RESAD a hacer la matrícula alejándose más y más de la facultad de telecomunicaciones.

¿Actualmente tienes algún otro trabajo?

Sí, trabajo también como creador audiovisual con una pequeñita productora propia: MADBOX audiovisuales (también muy ligado al teatro en muchas ocasiones) realizando grabaciones, videos promocionales, videos para galas…

¿Cuál fue tu primer casting?

Pues la verdad no recuerdo  bien cuál fue el primero, creo que la primera prueba que hice más en serio ligada al mundo actoral fueron las propias pruebas de la RESAD, eso sí que fue un casting potente y en cierta medida un poco desastroso; aún no sé ni cómo entré.

¿Cuál crees que ha sido tu casting más importante?

Pues la verdad creo que en cierta medida de todos los castings se saca algo, esto es una carrera de fondo y supongo que cada casting te pilla de una forma distinta y está bien saber enfrentarse a los castings desde cualquier estado en el que estés, además, con el tiempo empiezas a saber enfrentarte a castings que en un principio considerabas más importantes porque son “mejores producciones” sabiendo controlar mejor tus nervios y tus armas actorales.

¿Nos cuentas algo más sobre tu entrada en la RESAD y tu día a día allí? 

Pues entré en la RESAD con 18 años, y fue una gran experiencia. Dedicarte 12 horas diarias en cuerpo y alma a lo que adoras es espectacular a la par que agotador y es que el horario era de 9:30 a 21h entre clases, ensayos, preparar trabajos de grupo etc etc jejeje Acaban siendo muchísimas horas y muchísimo trabajo pero la experiencia es increíble, a nivel de aprendizaje, compañeros, vivencias… tienes sus pros y sus contras, no todo es una utopía, exige mucha dedicación, mucho esfuerzo, mucho tiempo y eso es complicado, pero han sido 4 años espectaculares que no cambiaría por nada y supone una formación en muchos campos que a mi me encantó.

¿Tenías claro que la RESAD era tu escuela? 

Pues no conocía demasiadas escuelas de teatro cuando decidí presentarme a la RESAD, pero siempre he confiado y apoyado la educación pública y era la única escuela que otorgaba una formación reglada y pública y eso me llamaba ya que para mí la formación actoral abarca muchas cosas más que en otras escuelas se obvian ya que no están incluidas en su plan de estudios y creo que como profesional de esto hay que tener mucho más conocimientos de lo puramente actoral que en realidad van muy ligado a lo actoral (literatura, arte, historia…). Sin embargo, cuando decidí presentarme a la RESAD no lo hice con todas las ideas claras, ya que yo no tenía claro que fuese a obtener plaza y mi idea era presentarme para conocer a fondo el proceso de selección y quizás cuando terminase Telecomunicaciones presentarme en serio y a por todas, pero yo creo que una parte inconsciente de mí hizo más porque entrase ese año de lo que yo realmente me planteaba.

¿Cómo te preparaste las pruebas de acceso? 

Pues en realidad me preparé las pruebas por mi cuenta, no hice ningún curso de preparación ni nada. Para el teórico me puse a leer mucho sobre las obras que podrían entrar tanto las obras en sí como otros libros sobre la época, autor etc etc y poder tener una idea más clara sobre la escena que pudiese caer en el examen teórico. Para la prueba práctica hablé con algún profesor de teatro que tuve en el instituto y en otra compañía en la que estaba para poder elegir los monólogos, canción etc etc y entre las 4 paredes de mi habitación me puse a trabajar aprendiendo el texto y planteando una propuesta que mi familia escuchó y vió una y otra vez para yo poder acostumbrarme a hacer los monólogos delante de público (pobrecillos) también con algún compañero que se presentó ese mismo año y así nos ayudábamos mutuamente.

¿Ha sido el casting más difícil que has hecho?

No sé si ha sido uno de los castings más difíciles, con el tiempo me he ido enfrentado a otro tipo de pruebas que exigían más, pero desde luego en el momento que lo hice sí que fue muy complicado, era la primera vez prácticamente que me enfrentaba a algo así de esas dimensiones para conseguir una de las poquísimas plazas que había entre tanta gente. Lo que creo es que ir con la idea (aunque no fuese del todo cierta) de ir para probar y no con la angustia de tener que conseguir plaza sí o sí (aunque lo desease) me hizo ir con toda la honestidad de mi trabajo y dispuesto a jugar y creo que eso hizo muchísimo (aunque estaba nerviosísimo)

Cómo anécdota, contaros que mis pruebas de acceso a la RESAD fueron un poco desastrosas y no sé realmente como entré algo debieron ver porque resulta que en el monólogo dramático llevaba preparado una cosa con un pañuelo que escondía debajo del brazo, pues justo antes de emepezar se me calló el pañuelo; como no había empezado aún pude recogerlo y volverlo a colocar, pero se me volvió a caer… ¡así 3 VECES! Todo esto delante del jurado así que cogí el pañuelo y lo tiré y no hice nada de lo que tenía preaparado con él. En el monólogo cómico se me olvidó el texto hacia la mitad del monólogo ya que el jurado empezó a reírse y nunca pensé que pudiese hacerles gracia y eso me despistó, y no se me ocurrió otra que cosa que inventarme el texto y continuar lo que hizo que se riesen aún más ya que era evidente que me lo estaba inventando… no sé ni como logré enlazar con el texto real del final y terminar. Y luego para colmo en la canción la letra empezaba con “desde estas ventanas contemplando siempre estoy…” y cómo había unas ventanas en la sala donde hice la prueba pues me pasé toda la canción cantando a las ventanas de perfil al jurado… no hubiese estado mal mirarles, o ponerme de frente en algún momento.

¿Has hecho muchos castings de figuración o para proyectos no remunerado?

Figuración prácticamente ninguno, proyectos no remunerados… bastantes… Sí, y los seguiré haciendo; me gusta colaborar con escuelas y con producciones que lamentablemente no tienen las vías económicas para desarrollarse en las mejores condiciones pero acaban siendo proyectos que merecen mucho la pena por la gente, el material que consigues, lo que aprendes… es importante conocer bien donde te metes y que todos los componentes del equipo estéis en las mismas condiciones (que ninguno cobre vamos) y que lo que se genere sea para todos; porque también hay mucho proyecto “no remunerado” en los que se acaba moviendo dinero y el último mono acaba siendo el actor y eso, desde la profesión, nunca deberíamos permitirlo.

¿Qué es lo que más has aprendido de estos últimos?

Aprendes de todo, a desarrollar tus herramientas actorales, a conocer otros aspectos más allá de lo actoral (en estos proyectos en ocasiones necesitas echar una mano en lo técnico también y resulta muy enriquecedor para lo actoral también), aprendes a lanzarte a jugar sin la presión a veces de estar detrás de algo más profesional enfocado a un resultado concreto. Soy de los que piensan que de todo se aprende para bien o para mal, para saber qué hacer y qué no hacer y eso enriquece mucho.

Cuéntanos alguna anécdota que te haya pasado en un casting

Creo que tengo unas cuantas, desde tener de compañera de casting a una chica a la que yo hice un casting para otro proyecto; que otro compañero de casting te reconozca por una obra de teatro que hiciste en tu barrio con una compañía amateur hace algunos años, quedarte en blanco en la prueba y con todo el morro del mundo inventarte el texto de un reconocido autor ante la atónita mirada y las risas de los directores del casting… cada casting tiene un poco de anécdota en mayor o menor medida.

¿Hasta qué punto crees que son importantes los castings?

Creo que son importantes pues son al fin y al cabo oportunidades para acceder a los distintos proyectos, que quizás de otra forma sería impensable acceder; sin embargo muchas veces son un mero producto de publicidad o no sirven para conocer otros valores actorales muy importantes como el trabajo en equipo, el feeling con otros compañeros, las formas propias de trabajar, el entendimiento con el director; tampoco suponen la prueba definitiva ya que los nervios del momento o una decisión no del todo correcta al preparar la prueba hace que no seas capaz de mostrar todo tu potencial.

¿Qué consejo le darías a los actores que están empezando su carrera?

Sueña con cada oportunidad de actuar, formate y aprende de todos y de todo, ilusiónate por cada proyecto por pequeño que sea, porque si le pones corazón tú serás más y más grande cada vez.

No dejes de visitar su perfil en CastingActores

Y si quieres ser nuestro próximo protagonista escríbenos a info@castingactores.es

¿No conociste a nuestro protagonista de la semana pasada?

DANIEL JIMÉNEZ: “Iré a cada casting que tenga que ir hasta alcanzar el lugar que quiero alcanzar”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *