PEDRO SANTOMERA: “No sé si se puede enseñar a actuar”

Pedro Santomera es nuestro PROTAGONISTA esta semana. Nació en Murcia en el año 1977. Es actor, monologuista y mago. Empezó actuando en un grupo amateur de teatro en 1995, el grupo EKEKO, lo que le convenció para entrar a estudiar en la Escuela Superior de Arte Dramático de Murcia (ESAD). En el 2006 llega a Madrid y aparece en varios programas televisivos como ‘Sin tetas no hay paraíso’,  ‘Todos a cien’ y “Arrayán”. Actualmente es padre y vive con su familia fuera de la capital. 

avatar_actor_832_Pedro_Santomera1

Pedro, ¿cómo te diste cuenta de que querías ser actor?

Es curioso. Yo siempre he sido muy tímido, aunque con los años y la experiencia eso se corrige. En el colegio era muy vergonzoso, y no me atrevía a hacer teatro. Los niños ven muy poco teatro, porque no forma parte de nuestra cultura y luego eso se nota. Hay gente con 40 o 50 años que no ha ido nunca, porque lo ven como una cosa muy especial y no van. A mí me pasaba eso, había visto muy poco, pero lo que había visto me gustaba y pensaba “me gustaría estar ahí”. Lo típico de un niño; querer disfrazarte, jugar a las películas… y sin darte cuenta estás interpretando, porque interpretar es un juego.

Un día le pregunté a una amiga que estaba en un grupo de teatro, me decidí, y al año siguiente me apunté en la escuela superior de Murcia (ESAD).

He actuado en muchos tipos de escenarios, no sólo en grandes teatros si no también en algunos que podrían ser de los peores. He sufrido lo que creo que a todos nos ha pasado pensando “lo dejo”, he seguido con ello,  porque no me veo haciendo otras cosas. Ahí es cuando te das cuenta de lo que quieres ser, no te puedo decir un día exacto, pero fue una sucesión de momentos. Soy actor porque me divierte, es la razón principal.  Si perdiera las ganas de jugar, como cuando era niño, no sería actor…

¿Y cómo se te presentó la oportunidad de entrar en ‘Sin Tetas No Hay Paraíso’ y el resto de series en las que has participado?

Pues es curio porque no hice casting presencial.  El casting fue a través del videobook , sin casting en persona, para un personaje episódico no suelen hacerlo. Es un casting que podemos llamar virtual.

Mientras estaba en Madrid yo mismo enviaba mi videobook a las productoras, como por ejemplo a El Terrat, aunque a ellos se lo envié a través de una agencia, me llamaron ellos. Y en especial, para Sin Tetas, yo mismo se lo envié a Carlos Manzanares.

¿Has tenido que invertir mucho en tu Videobook?

Cuando empecé a ir a Madrid, los book se presentaban en fotocopias, fotos a color tamaño folio. Costaban una pasta y necesitabas una diferente para cada prueba. Cuando luego pasamos al videobook también te dejabas dinero en imprimir carátulas, en enviarlo por correo porque la productora estuvieran a las afueras… ahora con los enlaces, con los link, se ha abaratado bastante.

El primero videobook que tuve me lo hicieron unos chicos por unos 120€. Ellos sabían mucho de vídeo, pero muy poco de interpretación. Me quedé con un vídeo muy lento y muy pesado. Así que me busqué mis propios medios y ahora me edito yo mis propios vídeos.

 

Tuviste que mudarte a Madrid para perseguir tu sueño. ¿Crees que solo se puede ser actor en las grandes ciudades?

Yo he hecho muchas cosas estando en Murcia, con compañías  de teatro de Murcia y Alicante. Pero estando en Madrid sí que me di cuenta de que había mucha más oferta, lógicamente de audiovisual pero también de teatro.
 Yo llegué a rechazar algunos trabajos, después de haber superado el casting, porque era lo mismo que estaba haciendo en Murcia, y para eso pues seguía trabajando con las compañías de allí que tienen muy buena calidad.
En las grandes ciudades sí que es verdad que suelen haber proyectos de más presupuesto porque allí hay productoras más potentes.”

También has sido profesor de interpretación, ¿cómo les enseñabas, con un método?

Con un método no. Enseñar a actuar es muy difícil. Yo no sé si se puede enseñar a actuar, tú puedes enseñar a conocer las herramientas de cada uno, que puedan usarlas. Pero para eso tienen que conocerlas, porque lo que les sirve a unos no les sirve a otros.

A veces hablando con algunos compañeros sobre el método, técnica Mesiner, si hay que sentir obligatoriamente lo que siente el personaje para poder transmitir, yo soy de los que piensa que no es necesario, o por lo menos que el hecho de  que tú lo sientas no garantiza que le llegue al público, todo eso es muy relativo…

Un ejemplo, tú ves una película de dibujos animados y ellos te pueden provocar muchas emociones, pero el dibujo no está sintiendo absolutamente nada.

 Ahora, es verdad que un actor que pueda sentir le puede servir mucho para transmitir eso al público. Pero lo que le funciona a uno puede no funcionarle a otro.”

¿Qué consejo le dabas a tus alumnos?

Yo siempre les contaba que, en la escuela, noté un cambio muy brusco cuando dejé de juzgarme, porque es una cosa muy peligrosa. Estás actuando y estás más pendiente del público que de ti. Tienes que estar atento al público, pero no puedes estar preguntándote ¿estaré guapo? ¿estaré haciendo el ridículo?… No puedes hacer eso y estar jugando al mismo tiempo. Este me parece el principal error, juzgarte a ti mismo. Eso es lo que te dicen los directores, “tírate al barro”. Ese es mi consejo.

No dejes de visitar su perfil en CastingActores

Y si quieres ser nuestro próximo protagonista escríbenos a info@castingactores.es

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *