NICOLE SANZ: “Todo casting, por más pequeño que sea, significa oportunidades”

Nicole Sanz, actriz de 24 años que nació en la ciudad de Santo Domingo, nos cuenta cómo llegó a España a través de una beca de comunicación. Entre trabajo y trabajo consigue escaparse a algunos castings, y ya ha participado en la película documental Assault to Freedom, de Marcos Moreno. 

avatar_actor_6617_Nicole-Sanz

¿Cuándo y cómo te diste cuenta de que querías ser actriz? 

Desde niña soñaba con ser presentadora de TV, actriz, cantante, y porqué no… participar hasta en Miss Universo. Y al ser la menor de dos hermanos, llevándome Javier siete años, era la pequeña que se montaba sus juegos sola (interpretando a todos mis personajes imaginarios), andando por la casa (imitando los acentos que escuchaba en las telenovelas, creando mis historias) y produciendo presentaciones artísticas públicas en mi barrio.

En el colegio siempre trataba de participar en todas las muestras artísticas, cantando, de presentadora, actuando… siendo protagonista en mi último año de la obra de teatro anual, y tomando también en esa época un curso corto de interpretación para cine… Pero es en 2015 cuando, no precisamente me doy cuenta de que quería ser actriz, sino que aparte de la televisión (como presentadora) también necesitaba darme tiempo para formarme como actriz porque me gustaba mucho igual.

¿Cuál fue la reacción de tu familia al contárselo? 

En 2015 tomé un curso corto de teatro y seguido uno de interpretación para cine, y hasta ese momento y como siempre, conté con el apoyo moral y económico de mi familia (mi mamá y mi padrastro), aunque como en la mayoría de estos casos, con la intención de fondo de que me asegurara un futuro ¨más estable¨ o ¨cierto¨ en algo ¨convencional¨. Lo que mi talento y esfuerzo han cambiado por un ¨lo que te haga feliz¨.

Hace año y medio, gracias a Dios y a una beca, vengo aquí a España un día como hoy a hacer un máster en comunicación y marketing digital, pero con mi intención de seguir con la interpretación (consultando a más de treinta escuelas en Madrid que se ajustarán a las posibilidades económicas, necesidades y disponibilidad horaria que tenía en ese momento), pero me lo hacen muy difícil algunas limitaciones que tenía como extranjera, y es ahí cuando mi chico me sacude y me dice: ¨Haz de tu vida lo que tú quieras ¡Juégatela!¨.

Y aquí estoy, con colaboración en un cortometraje, un vídeoclip como principal, figuraciones en spots y webseries, finalizando el segundo nivel de interpretación para teatro en METRÓPOLIS c.e., interpretación para cine en Escuela de Creación Escénica (ECE) y un personajillo en un largometraje que se presenta en mayo 2017. Pero sobre todo, ¡MUY cansada pero MUY feliz!!!

Entonces, ¿compaginas tu carrera como actriz con la beca? 

Sí. Hago prácticas como social media manager/event planner en Mi Casa Inn (empresa del grupo Alma Beauty, dedicada al alquiler de residencias de estudiantes), estudio, soy community manager para clientes de restauración y belleza en la agencia S&Q Communication, y en lo que me queda de vida me presento a castings y busco oportunidades en lo que más quiero: interpretación y medios de comunicación.

 ¿Estudiaste alguna carrera antes de interpretación? 

Sí, y también la ejerzo desde mis 18 años como presentadora de TV, locutora, productora de contenido, reportera, entrevistadora… y todo lo que haga falta para programas y canales de entretenimiento: Comunicación Social.

¿Cuál fue tu primer casting? 

Para TV, en el programa infantil-familiar dominicano Parque Intrépido con Alan Brito, mi primera oportunidad y donde fui presentadora e incluso intraemprendí mi propio segmento ¨La Coleccionista¨ y para teatro, en un musical que se presentaba en el Teatro Nacional de mi país. 

¿Cuál crees que es el casting más importante que has hecho? 

Gracias al director de cine español Marcos Moreno, ahora también amigo, y a quien conocí como actriz en la película documental Assault to Freedom (Mejor Documental en el el FDCLA 2016 y Premio a la Excelencia en Impact Docs Awards), me presenté a casting para una teleserie de Cuatro y aunque no quedé… fue una experiencia buenísima porque tuve que conseguir mi propuesta para un personaje de mucho peso, conocí profesionales muy valorados aquí en España, aprendí del resto de las actrices que buscaban el papel (escuchando mientras esperaba mi turno tras la puerta) y crecieron la confianza en mi potencial y mis ganas de más…

 Como bien dijo Bruce Lee: ¨Al final importa una mierda si las cosas no salen como queremos. Porque vale más tener cicatriz por valiente que piel intacta por cobarde¨.

 

¿Qué diferencias te has encontrado entre ser actriz en tu país y aquí en España?

De momento que en España hay mucha más oferta académica para formarse o especializarse en las distintas áreas del teatro y el cine, y no solo como actor. Aquí y sobre todo en Madrid, cuentan con más diplomaturas y escuelas de interpretación. En Dominicana, aparte de la Escuela Nacional de Arte Dramático de Bellas Artes, la Escuela de Cine de la UASD, la carrera de Producción Audiovisual en PUCMM o la Academia de Formación Artística Amaury Sánchez, etc., la formación se consigue más en talleres cortos con profesionales o estudiando fuera que en una carrera universitaria como tal.

En España hay más oportunidades de casting, vía webs de castings como esta, para ayudar a los jóvenes actores en su trayectoria profesional, y en cambio en Dominicana funcionan más como medio de comunicación de los castings las redes sociales y el ¨boca a boca¨, y no estoy segura si están como opción los castings no presenciales, además de que tampoco me parece que se haga el debido hincapié en los photobook y vídeobook como cartas de presentación del actor.

En cuanto al modo de enseñar, ambos países cuentan con muy buenos profesionales, aunque de acuerdo a mi experiencia personal aquí he conseguido un entrenamiento más profundo del actor, con métodos para elegir y una visión más global de este trabajo, pese a que a veces a mi parecer existe una dosis muy excesiva de impro para lograr la confianza y naturalidad actoral. El equipamiento técnico de este lado del mundo, en la mayoría de los casos es mucho más idóneo, aunque en Dominicana también se hace un valiosísimo esfuerzo por conseguir calidad, muchas veces en medio del ¨cine de guerrilla¨ imponiéndose muchos trabajos en festivales y salas de cine extranjeras.

A pesar de ser la Dominicana una industria cinematográfica más pequeña y emergente, gracias a la Ley de Cine que se promulgó en 2010, se producen anualmente tantas películas como en España u otros países. No se dobla todo lo que llega, así que en cuestiones de doblaje de películas existe un mercado muy verde. Y respecto al teatro, en ambos países están muy de moda los musicales pero aquí una obra de teatro suele tener funciones durante meses o hasta el año, y allá con suerte varios fines de semana.

Talón de Aquiles común: en ambas naciones para algunos sin talento y formación se hace muy fácil y para otros talentosos y formados muy difícil ganarse un espacio en la tv y el cine o enterarse de muchos castings importantes.

¿Tu trabajo en televisión te ha ayudado a adaptarte mejor a la interpretación?

Sí y no. No porque la interpretación exige unos grados más de libertad, despeinarse mucho más… y la TV aunque también necesite de la naturalidad, y más en estos tiempo de ¨telerrealidad¨ donde se han roto muchos esquemas, modelos y formas de hacer, no deja de contar con un lenguaje muy propio y algunos patrones ya establecidos. Y sí porque me ha dado mucha presencia, fuerza visual y mucho control vocal y de la gestualidad.

 

¿Qué es lo más difícil de estudiar en España?

Aunque para mi grata sorpresa hasta ahora no me han exigido hablar al 100% con acento español, ya que según me cuentan muchos colegas son muy celosos con el acento, sí que como los guiones son escritos para actores españoles y algunos términos o modismos no los entiendo del todo o los entiendo pero no se me hace fácil usarlos porque no pertenecen a mi identidad cultural, para tratar de cuidar mi naturalidad como actriz, muchas veces tengo que buscarles equivalentes que obviamente me parezcan que tanto mi compañero/a de escena como el público español podrán entender (que no alteren el contexto) y en otras debo estar más abierta, flexible y adaptar.

A propósito del acento, como se me da tan fácilmente imitar acentos, confieso que a veces logro tanta conexión y empatía con los compañeros, que me dejo llevar con su ¨buen rollo¨ y ¨movidas¨ fonéticas… y ¡Me contagian muchísimo! (risas)

También de vez en cuando me cuesta pillar los chistes del equipo, tecnicismos y las instrucciones de los directores (aunque obviamente estoy muchísimo más espabilada que hace año y medio).

Y lo más difícil, son las muestras sin los aplausos de los tuyos entre el público (familiares y amigos), aunque su apoyo a la distancia me hace sentir todavía más comprometida con cada reto, aún les eche muchísimo de menos..-

¿Has hecho muchos castings de figuración o para proyectos no remunerados?

¿Es esto acaso una pregunta o una afirmación? (jajaja) Es parte del proceso. Y debo decir que de figuración, es que estoy ahora con el personajillo de la peli que estrena en mayo y cantando una canción que escribí en francés para una de sus escenas…

 

¿Qué es lo que más has aprendido de estos últimos?

Que todo casting o participación en un proyecto mediático, teatral o cinematográfico, por más ¨pequeña¨ que sea, significa oportunidades para muchísimas cosas… si se sabe estar presente y como buen actor ver, escuchar, oler y pensar rápido.

Cuéntanos una anécdota que te haya ocurrido en algún casting

En Assault to Freedom, al ser una peli documental, tenía el parecido físico que buscaban con el personaje real… Pero al no estar todavía tan metida en esto y ser en ese momento hasta cierto punto muy ingenua, me preguntaron que si estaba dispuesta a besarme en una escena… Y yo aunque encima estaba soltera, como nunca lo había hecho para cine pero tenía muchas ganas de estar, respondí con un tímido sí… y como se me notaban tanto los nervios de camino a la localización el día de rodaje, todos los colegas hacían bromas al respecto… Hasta que llegó el momento y pude comprender la profesionalidad que implica, logrando la escena su objetivo en todo el que ha visto el docu.

¿Hasta qué punto crees que son importantes los castings? 

Todo lo que sea pretexto para mostrar tu talento y potencial, ya sea casting o la oportunidad de conocer contactos de tu mundo, siempre le vendrá bien a tu carrera… para con ello ir haciendo camino y como decimos en Dominicana: ¨Que algo se te pegue¨ (conseguir algo).

Definitivamente, ¨Las cosas buenas vienen a aquellos que esperan… Las mejores a aquellos que están dispuestos a trabajar por ellas¨

¿Qué consejo le darías a alguien que esté empezando esta carrera?

Que aprendan de todo y de todos, mucho y siempre, que estén muy muy abiertos y persistan mucho más porque haciendo la diligencia y con talento, en su momento(no en el de ellos) irá ocurriendo… Y que se disfruten cada logro, cada paso, porque cada momento es importante e irrepetible en su carrera profesional ¡No nos perdamos partes de nuestra propia película u obra de teatro! ¡ESTEMOS!

No dejes de visitar su perfil en CastingActores

Y si quieres ser nuestro próximo protagonista escríbenos a info@castingactores.es

¿No conociste a nuestro protagonista de la semana pasada?

TANIA LAMATA: “Para todos los compañeros que, como yo, son amateurs decirles que nunca se rindan”

Un comentario en “NICOLE SANZ: “Todo casting, por más pequeño que sea, significa oportunidades”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *