CÓMO HACER FELIZ A TU DIRECTOR DE CASTING EN 5 PASOS

Si el director está contento, tú estarás contento. Si el director está cansado… ¡tienes que seguir contento! ¿Qué hay que hacer y qué no hay que hacer para que el director se lleve una buena impresión de ti? Lee estos cinco consejos y reflexiona si alguna vez te ha pasado algo parecido.

The-Working-Actor_signature-pic

Son muchos los castings a los que nos presentamos a lo largo de nuestras carreras. Las frases de “estos son mis perfiles” y “estas son mis manos” se han convertido en un órgano más de nuestro cuerpo después de repetirlas día sí y día también. ¡Pero ojo! Vamos a verlo desde el otro lado: ser director de casting no debe ser siempre fácil. ¿Cuántos actores pueden ver a lo largo de un proceso de selección? Y si hablamos de publicidad ya nos volvemos locos. Así que aquí os dejamos 5 consejos para hacer feliz a vuestro director de casting, que si lo conseguís, probablemente ellos os hagan feliz a vosotros ¡Ahí van!

  1. No cuentes con el equipo del casting en tu escena:

Cuando estamos a punto de empezar nuestra prueba, el director de casting o el productor te pueden dar la réplica para que comiences. ¡Muchas gracias por tu colaboración señor director! Ahora bien, ¿hacia dónde miro? ¿Les miro a ellos? ¡Uy! Qué nervioso estoy… ¡Pues aquí os sacamos de dudas! Si tienes la idea de que el personaje al que hablas está fuera de plano, pues mira a la pared o al precioso moño que se ha hecho hoy la directora de casting. O en todo caso a la cámara, pero no a ellos si no te lo especifican. Ellos te quieren ver, no formar parte de tu escena.

  1. Ellos también tienen su fin de semana

No envíes un email a un director de casting un fin de semana. A ellos a partir del viernes también les gusta desconectar. Muchos actores mandan su material o peticiones a directores de casting un sábado o un domingo. ¡Está genial! Pero el fin de semana quizá pase más desapercibido y no le hagan tanto caso.

  1. La responsabilidad está en ti

A veces vemos a directores de casting que parecen cansados o que tienen prisa. Si te toca entrar de los últimos a la audición tienes que pensar que han visto a centenares de actores a lo largo de la jornada y ahora la responsabilidad está en ti. Sé amable y ofrece algo diferente para que destaques. Si sale mal el casting no vale “es que me han puesto nervioso” ¡Prohibido! Da lo mejor de ti y sal con optimismo de la prueba, a pesar de que al director se le estuvieran cerrando los ojos de lo cansado que estaba. Te han llamado para verte, así que hazte ver.

  1. Tómatelo con filosofía

Que el director de casting no te vea desesperado por querer el papel. Ve con ganas, bien preparado y disfruta de la prueba. Si es así, ellos disfrutarán contigo. Lo importante es dejar huella y que cuando salgas por la puerta se queden con algo de ti.

  1. Cree en ti

A veces nos encontramos en las salas de casting a actores reconocidos o gente de perfiles muy diferentes a nosotros y decimos “no me van a coger”. Cada individuo es diferente y seguro tienes algo que aportar que no van a hacer los otros. Hazlo a tu manera y como te lo hayas preparado, el resto ya dirá

¿Quieres leer más #CastingConsejos? Pincha aquí abajo para ir al siguiente:

TRES CONSEJOS PARA ENFRENTARTE AL BESO EN UN RODAJE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *