ESTEFANÍA MARTINEZ: “Los que nos dedicamos a esto desde tan pronto maduramos antes”

Estefanía es una actriz madrileña que empezó su carrera en publicidad siendo una niña. Empezó su formación como actriz a los 15 años, y desde entonces ha participado en los rodajes de series como Física o Química, Los Serrano y La Que Se Avecina. 

avatar_actor_5708_Estefania-Martinez1reducida

¿Cuándo decidiste que querías ser actriz?

Viendo una obra de teatro con el colegio. Salí encantada con todo lo que me hizo sentir. Esto pasó cuando tenía 4 o 5 años, pero yo llevo haciendo publicidad desde los 3 años.

¿Qué motivó a tus padres a llevarte a casting tan joven?

Tenía un primo que hacía muchos anuncios, y sus padres le dijeron a los míos que me apuntaran a su agencia, porque yo era muy bichejo, siempre trasteando.

¿Y cuándo empezaste a mover tu carrera por ti misma?

A los 12 años. Es cuando empecé a ir a los casting yo sola.

¿Maduraste a una edad temprana por esto?

Sí. Los que nos dedicamos a esto desde tan pronto maduramos antes. Me acuerdo que por esa edad mis amigas estaban pensando en dónde ir el fin de semana, y qué se iban a poner, y yo mientras tanto pensando que tenía algún curso, o que a la semana siguiente tenía que trabajar, y entonces lo que quería era irme a casa a descansar.

¿Estudiaste interpretación?

Con 15 años empecé a estudiar en Metrópolis. Luego hice un seminario  en Cristina Rota. También he estado en Triángulo, William Layton… Hoy en día no paro, porque creo que es algo que hay que hacer, y cada día hay algo que aprender y saber más.

Y tú que has estado en tantas escuelas, ¿crees que se puede enseñar interpretación?

Por supuesto. Cada uno tiene sus trucos, y tú vas absorbiendo. Cada uno tiene su fórmula, te vas quedando con lo que más te gusta, con lo que más te sirve. Esto  también se lleva dentro,  ellos te enseñan unas pautas para cada escena y lo que tengas que interpretar.

A mí lo que más me gusta es la naturalidad. Que seas lo más natural posible. Luego claro, depende de que sea teatro o televisión tienes que darle más o menos intensidad. También es verdad que puedes preparártelo según el tiempo que tengas desde que te han dado el papel, el personaje… A mí me han llegado a llamar la madrugada de antes y tienes que darlo todo. Luego ves películas, vídeos en internet, buscas escenas que tengan cierto parecido, buscas personas que te recuerden a tu personaje. Yo por ejemplo en una película hacía de niña de 16 años, y yo tenía 24 o 25, entonces me iba con mi prima y sus amigas para ver cómo se movían, como hablaban, cómo pensaban.

Una cosa que nos pasa a muchos actores, es que vamos en el metro y piensan que estamos cotilleando, mirando a los demás, pero lo que estás haciendo es fijarse en los gestos de los demás. Siempre estás ahí absorbiendo como una esponja.

 

Has hecho repartos y episódicos en series como Física o Química, Los Serranos, La que se avecina… Cuéntanos tu experiencia en estas series.

En Física o Química hice el casting antes de que saliera la serie. Solo hice una prueba, porque buscaban una chica con el pelo moreno y los ojos verdes, y que fuera bastante más joven que el profesor con el que tenía que salir. Encajé en el perfil y me cogieron. Rodé en exteriores, y tengo un muy buen recuerdo de Angy. Tuvimos un trato muy cercano y muy bueno.

Con los Serrano tuve dos casting para entrar. Querían una chica un poco más mayor que Adrián Rodríguez, porque se supone que los chicos entraban en una discoteca con carnets falsos y él ligaba conmigo, que era un poco más mayor. El perfil que buscaban era muy complicado, porque no podía parecer muy mayor, ni muy niña, y se fijaron en mí, así que muy guay. Fue más mágico, porque yo estuve en la séptima temporada, y la serie ya era muy conocida. Y claro, de repente te ves en el colegio de la serie, fue muy bueno. Era un episodio en el que hacían una obra de teatro, por lo que me tocó con el reparto de los niños y de los mayores, con Belén Rueda.

¿Has hecho más televisión que teatro por decisión propia?

No, ha sido por la vida. Empecé haciendo mucho teatro, luego participé en algún musical como bailarina, luego tuve una racha muy buena de televisión, y últimamente he hecho más cine. Ahora me han surgido más cosas de microteatro y una obra infantil que hice con Lucía Echevarría.

¿Has trabajado en muchos proyectos no remunerados?

Antes más que ahora. Todas las series fueron trabajos remunerados, por suerte. Pero es verdad que han sido momentos complicados y ahora se están recuperando y hay más presupuesto.

Pero como todos he hecho trabajo no remunerados. Ahora soy más selectiva, pero sí que he hecho.

¿Y también eres bailarina?

Yo creo que bailar es más mi pasión. Pasaría las 24 horas del día bailando, pero mi carrera me ha llevado más por el mundo de la interpretación. Y así he trabajado en algún musical, con cantantes, videoclips…

Me formé desde muy niña con Charlie, una de las mejores escuelas de Madrid y que la que recomiendo para formarse sin duda. Luego hice cursos con bailarines internacionales, y fuera de España me he formado también. Ahora solo hago cosas que me llaman directamente.

¿Y crees que has superado muchos casting interpretativos por bailar?

Sí, ayuda. Te da mucha expresión corporal. Cuando he dado cursos como profesora siempre lo he dicho; puedes bailar muy bien y levantar la pierna muy alto pero si no expresas con tu cara me da igual lo que me hagas, prefiero que no levantes un pie del suelo pero que me lo des todo con tu expresión. Si no me haces sentir no vale nada.

¿Y qué consejo le darías a los que están empezando en el mundo de la interpretación?

Mucha paciencia. Que se formen, que luchen por lo que quieren, que todo llega. Que no paren, y que si es lo que les gusta y lo que quieren, que no paren.

No dejes de visitar su perfil en CastingActores

Y si quieres ser nuestro próximo protagonista escríbenos a info@castingactores.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *