DAVID RUEDA: LOS RODAJES SON UNA MASTERCLASS

 
Ha sido Inmaculado en Juego de
Tronos, Doble de Luis Tosar en la película “Toro”, figuración
en series como “El Príncipe” y “Allí abajo”, ha hecho
publicidad, cortos, y todo esto en solo ocho meses.
 
 
David Rueda (izq) junto al actor Antonio Meléndez
David Rueda Lorenzo tiene 29 años. Nació en Barcelona, pero lleva los suficientes años viviendo en Sevilla como para tener ese
característico acento de la capital andaluza. Con sus 1.80 cm desde el suelo, 72 kilos, poco pelo en la cabeza y sin timidez pero mucha humildad, ha conseguido en este último año dar un paso de gigante hacia su objetivo de entrar en el mundo de la interpretación. Todo un ejemplo de que, si se persigue algo con ganas, llega tarde o temprano.
¿Desde cuando has querido ser actor, David?
Desde chiquitillo. Desde siempre, me ponía frente al televisor y me veía todas las películas, mi favorita era Braveheart. Y siempre visualicé en mi mente que yo tenía que estar ahí, como fuera. Lo que estoy haciendo ahora es lo que me llena por dentro.
¿Y cómo te ganabas la vida antes de estos sorprendentes 8 meses?
Trabajaba en una base militar, como civil, en mantenimiento, de pintor… de lo que mandaban.
Aunque era tu sueño no has estudiado nada relacionado con la interpretación, ¿por qué?
Por temas económicos y porque siempre había tenido esto aparcado. No tenía nada hecho, ni videoobok, hasta que hace ocho meses me dieron la oportunidad y me dije “este es mi tren”.
¿Y cómo llegó esa oportunidad?
Pues al primer casting que me presenté que porque me avisó un amigo. Era para la quinta temporada de juego de tronos, para figuración. Tengo entendido que se presentaron unas 85.000 personas, y tuve mucha suerte de que me cogieran para hacer de Inmaculado. A partir de ahí conocí a gente de una agencia, empecé a mirar casting en facebook… y en tan poco tiempo he tenido tanta suerte que aún no me la creo. A las dos semanas de terminar me empezaron a llamar para hacer anuncios… fue todo muy seguido y muy de repente.
Ya entras en un círculo en el que conoces a unos, a otros, te van avisando y llamando para preguntarte si te interesa esto o lo otro. Además, ahora estoy pendiente de las notificaciones, he cogido rutina.
¿Y cómo fue el casting para GOT?
No puedo comentaros mucho, porque no me dejan, pero fueron las típicas pruebas que te hacen para un casting de figuración. Cuatro o cinco preguntas, mediciones, unas fotografías… Pedían físico para ser Inmaculado. Aparte nos dieron unas clases básicas de posiciones para ser soldado.
¿Cómo te sentías dentro del traje de Inmaculado?
Pues cuando llegué allí, y vi a todos los actores, como Emilia Clarke… pensando que era la escena más grande de la temporada, en el capitulo nueve… yo no me lo creía. Me dejé allí la vida actuando. Y volvería a repetir, ojalá repita.
 
 
Y luego, ¿cómo llegaste a ser el doble de Luis Tosar en la película Toro?
Me citaron para hacer el casting. Eran unas 3000 personas para figuración, pero a las dos semanas me llamaron de la agencia y me dijeron que les había gustado mucho y que tenía que ser el doble de Luis. Yo ni me lo creía, porque yo fui a un casting de figuración.
 
David Rueda (izq) caracterizado para la película Toro, como
doble de Luis Tosar
 
¿Y cómo fue ese casting?
Pues mira, fue muy sencillo. Solo me hicieron una foto. Cuando me llamaron me dijeron que les había gustado mi mirada y mi actitud, y que querían que hiciera de doble de Luis.
¿Y qué tipo de escenas hiciste como doble?
Algunas que no hacía él, de lejos, y también persecuciones en coche.
 
 
Al ser tus primeros trabajos, ¿no te pones nervioso delante de la cámara?
No me impone la cámara. Como me gusta tanto, y lo vivo tanto, me olvido de que está ahí. Estoy más nervioso ahora en esta entrevista que cuando estaba en el rodaje de Juego de Tronos, con tanta gente.
También has trabajado en El Príncipe. ¿Cómo entraste a ser uno de los policías de ésta serie?
Eso me pregunto yo también, porque tampoco me lo creía. Me llamaron de una agencia, me fui a Granada y rodamos unos capítulos que aún no se han emitido. Hacer escenas con Coronado, que personalmente creo que es uno de los mejores actores que hay en este país, y recibir consejos de él… me dejó sin palabras.
¿Te tienes que desplazar con frecuencia? Es parte de tu trabajo… ¿no?
Sí, lo es. Granada, Almería… y no es por hacer publicidad pero… BlaBlaCar es lo que más he usado.
¿Por qué en BlaBlaCar?
Porque algunas veces (tirando para la mayoría), tengo que pagarme el desplazamiento yo. Y cuando vamos en el coche es otra experiencia más en la que me lo paso muy bien, porque muchos se sorprenden de llevar a un actor en el viaje. Aunque yo soy muy humilde y no me gusta ir contando que he salido en esto, y he salido en lo otro… no me gusta eso.
Muchos actores se niegan a hacer figuración (porque lo consideran rebajarse), pero tú estás aprendiendo de ello. ¿Aconsejarías a cualquiera que quiera meterse en este mundo que empiece como lo estás haciendo tú?
Ya he escuchado ese comentario de “rebajarse” antes, pero hay mucha gente que se dedica a esto. Muchos tenemos que empezar desde este escalón, y hacer figuración es muy digno. Y, personalmente, yo estoy aprendiendo
mucho y mis compañeros, que llevan muchos años, también. Además,
en los rodajes en los que he estado, y los actores que yo he conocido, a la figuración nos han tratado siempre muy bien. He escuchado eso antes, pero no lo entiendo, y no creo que lo diga mucha gente.
¿Aprendes interpretación haciendo
de figuración?
Por supuesto. Yo soy como una esponja en el rodaje cuando hago de figuración. Me quedo viendo todas las escenas, cómo actúan los actores y hablo con ellos siempre que puedo, me dan consejos… Son como clases, se aprende muchísimo. Los rodajes son una masterclass.
David Rueda con los actores Alex Gonzales (El príncipe)
y Jon Plazoala (allí abajo)
Has conseguido decir tu primera frase en televisión a través de un anuncio. ¿crees que a través de la publicidad te puedes abrir camino a tu sueño?
Claro. Hay que andar por donde sea. Como yo no tengo estudios tengo que andar por publicidad, figuración… por donde sea hasta llegar a donde yo quiero de verdad: a hacer sonreír a la gente, a que se emocionen con mi interpretación, que salten, que se rían… eso es lo que a mi me llena de esta profesión.
¿Qué consejo darías para hacer los casting?
Que vayan los que de verdad les guste hacer esto, y que se concentren en el lugar a dónde quieren llegar, que tarde o temprano lo van a conseguir seguro, empiecen en el escalón que empiecen. La mente es muy poderosa, y si te mentalizas lo conseguirás tarde o temprano.
 
Cuando yo voy a un casting me gusta visualizar que ya estoy dentro del rodaje. Soy muy positivo y siempre pienso, “seguro que estoy ahí”, aunque luego puede que no me cojan y me pegue un palo, pero es mejor ir seguro. Y pensando así
estoy teniendo bastante suerte. Hay mucha gente insegura, pero si te gusta y de verdad es lo que tú quieres hay que ir a por ello. A lo mejor hay gente que ha estudiado va un escalón por encima, pero siempre hay otras maneras de entrar en este mundo. y si de verdad quieres esto… hay que ir a por ello.
Y en este año que ha cambiado tu vida, ¿crees que puede haber marcha atrás en este cambio?
No porque… yo siempre he querido hacer esto. No es que me haya llegado ahora, y yo antes pensaba hacer otra cosa. Desde que tengo uso de razón quería llegar a esto, solo que no sabía cuando iba a llegar. Y ha sido ahora cuando me ha llegado la oportunidad y aquí estoy subido en el tren, y no pienso bajarme ni aunque me echen a patadas.
Con todo lo que has trabajado en poco tiempo, ¿te están llamando de muchas más cosas?
Sí. Hacer de doble de Luis Tosar me ha abierto bastantes puertas a otros rodajes. Y aún queda muchos proyectos, como un corto con Antonio Meléndez y varias cosas de publicidad como el anuncio del mundial de Qatar 2022, un anuncio de suzuki vitara, y un spot para la escuela internacional de cortadores de jamón que aún no han salido.

 

¡Y todo esto en apenas unos meses, y sin haber tenido experiencia antes! Sin duda David ha sabido moverse, ser constante y sobre todo tener ilusión en este mundo, con lo que está empezando a recoger sus frutos, y a plantar nuevas semillas. Y con expectativa de ver todos estos nuevos proyectos nos despedimos de él, pensando que, todo esto le ocurrió de un día para otro, y todo porque un amigo (muy fortuito) le llamó para probar suerte y presentarse en un casting. Un día cualquiera que le cambió la vida para siempre.

Un comentario en “DAVID RUEDA: LOS RODAJES SON UNA MASTERCLASS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *