CRÍTICA A MI GRAN NOCHE, LA NUEVA PELÍCULA DE ALEX DE LA IGLESIA


Una comedia disparatada con toques de crítica social, plagada de caras conocidas y que se estrena en los cines el viernes 22 de Octubre.
ALEX DE LA IGLESIA EN LA PREMIERE
El pasado miércoles, día 20, asistimos a la premiere de la nueva película de Alex de la Iglesia. Una comedia que se presentaba como un “desmadre”, y que cumple las expectativas, pero no al nivel que estamos acostumbrados para este director de renombre. 
Fue una “gran noche” en los cines Kinepolis, la de todos los destacados actores del panorama español que han participado, y que sin duda serán la razón por la que muchos seguidores vayan al cine. La reunión de tantas caras conocidas es uno de los grandes atractivos de la película, y en interpretación todos están al nivel. 

Unos planos interesantes, con escenas fervientes de gente, caos y nudos en la historia que aseguran las risas en momentos puntuales, con algunas frases muy destacadas, guiños a la actualidad con revueltas y antidisturbios por un ERE incluidos, chistes contra Julio Iglesias y otros personajes, alguna escena erótica y también algo de gore con los ojos y las heridas. En definitiva un humor característico del director, pero, a veces notamos cómo el guión flojea. El mensaje que Alex nos haya querido transmitir con esta sátira del caos dentro del mundo televisivo, la rivalidad entre artistas, y los pocos escrúpulos de algunos individuos, se ha visto enturbiado por una falta de emoción e intriga, marcas de sus otras cintas como “La Comunidad” (obra maestra del 2000). 

Que nadie se espere ver a Mario Casas cantando con su propia voz, aunque sí dando vida a un conseguido cantante chulesco, versionando la famosa canción “hay que ser torero”, con una caracterización bastante peculiar y, como no, el baile sensual encima del escenario. Su antagonista en la historia, interpretado por Raphael, parece que va a convertirse en la estrella de la película interpretando a un cantante con aires de superioridad divina, y un carácter que le cuesta sangre a más de un personaje. 
En cuanto a Blanca Suarez nos preguntamos por qué las críticas se han cebado tanto en su estilismo estos últimos días, cuando en la pantalla es uno de los personajes mejor marcados y que más llama la atención del espectador. La actriz puede estar contenta, y hacer oídos sordos a aquellos que se centran más en su aspecto que en su interpretación, porque junto a un magnífico Pepon Nieto, protagonizan algunos de los momentos que más entretienen desde el principio de la película. Blanca llevará varios días pensando si es que, en la prensa, se habrán olvidado de cual es su profesión. 
También destacamos el papel de Carmen Machi, que se luce en este personaje con humos masculinos, Tomás Pozzi como el representante que tiene que solucionar siempre las meteduras de pata de otros, las divertidas peleas por el protagonismo en televisión de Hugo Silva y Carolina Bang, y también el dúo que forman Carlos Areces y Jaime Ordoñez para llevar a cabo un plan criminal. 
Pero no todo han sido caras conocidas, ya que podemos ver a la jovencisima y prometedora Lucia de la Fuente, a la que ya habíamos visto en una producción de Alex de la Iglesia (Musarañas), acompañando esta vez a Eduardo Casanova como maquilladores de este frenético plató donde ocurre la acción. Y también a Marta Guerras y Marta Castellote, la pareja de chicas de barrio que meterán en un lío a más de un personaje. 

Puede que, al ser De la Iglesia, los presentes fuéramos a ver este estreno con las expectativas muy altas, y las críticas que surjan a raíz de su puesta en las pantallas decepcione a más de uno (porque las comparaciones son odiosas), pero en ningún momento, desde aquí, desaconsejamos ir a ver esta película, que promete entretenernos y sacarnos al menos un par de carcajadas. 

En definitiva, Mi Gran Noche no decepcionará a nadie que vaya a verla para pasar un rato divertido, sin pensar demasiado, ver caras conocidas, y estar atento a los guiños y a los planos divertidos de esta fiesta de año nuevo (2016). También será una buena experiencia para todos los que hayan participado alguna vez como figuración, porque disfrutarán con las situaciones que se crean, y los comentarios hacia la profesión. Pero nos quedamos con dos frases: 
-Los tatuajes son falsos, representan algo que querrías ser y no eres. Pero las cicatrices son de verdad, son tu vida. (Blanca Suarez)
-Es mejor estar un poco loca que ser el figurante de tu propia vida. (Terele Pavez)
Pincha aquí para ver el post sobre esta película, donde podréis encontrar las fotografías más divertidas que dejó el rodaje. 

Y si quieres ver también todas las potos de los VIP que no quisieron perderse el estreno, pincha aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *