AZAHARA MOYANO: “Antonio Banderas se acercó y nos felicitó a toda la figuración”

Actriz menorquina afincada en cataluña y formada en la escuela de Cristina Rota de Madrid. Ha participado en series como ‘Gavilanes’, ‘Impares’, ‘La riera’, ‘El cor de la ciutat’ y ‘Cracovia’ y ha hecho un cameo en la película de Pedro Almodovar ‘La Piel que habito’. 

avatar_actor_6320_MM7A5509

Azahara, ¿cuándo te diste cuenta de que querías ser actriz? 

Desde siempre, con cinco años ya imitaba en el espejo subida a una silla con un lápiz envuelto en papel de aluminio a la Sra. de la tele, me ponía los zapatos de tacón de mi madre y decía que quería ser ‘actora’.

Fue en el instituto cuando empecé con un grupo serio y debuté con un buen director a los 15 años en el teatro con “Bodas de Sangre” de García Lorca, autor que me marcó mucho, y en ese momento supe que era mi lugar.

¿Qué dijo tu familia cuando se lo dijiste? 

Siempre han sabido que era lo que deseaba y lo veían normal, eso si, como vengo de una familia muy humilde, nunca pudieron ayudarme con mi formación. Mi padre me decía siempre que no olvidara “que ser libre como el viento, es mejor que ser princesa”. Consejo que después he convertido en mi lema personal.

¿Estudiaste algo antes de formarte como actriz? 

No, al terminar selectividad me fui a Madrid y entré en la escuela de Cristina Rota, donde me gradué en Arte Dramático, después completé mis estudios de Cine e Imagen y Escenografía.

¿Trabajas de algo más. o vives de ser actriz?

Por ahora estoy como jurado de selección y presento el BCN SPORTS FILM FESTIVAL,  presento y colaboro el Festival de Cine de Menorca, estoy con un nuevo proyecto teatral y voy teniendo trabajos en Cortometrajes y películas indie con algo de presupuesto. También hago animaciones con la compañía teatral ‘La Paparra’, todo esto soportado de ahorros forjados en muchos trabajos como azafata.

¿Cuál fue el primer casting que hiciste?

No me acuerdo ya, pero uno de los primeros fue en el Teatro Apolo para el musical “Grease” y pasé las pruebas de interpretación y baile, pero ¡la de canto no! Aún se deben reír.

¿Cuál ha sido el casting más importante que has hecho?

En Madrid, hace unos años, macrocasting, más de ochocientos actores y encima de improvisación con Peris Romano para la nueva sitcom ‘Impares’. También estaba Rosa Estévez. Hice un personaje de tonta, y me lo llevé, fue increíble, la serie no tenia guión, improvisabas todo el rodaje, era lo más parecido a estar vivo que he hecho en mi vida.

¿Cómo llegaste al casting de ‘Gavilanes’?

Me llamó el director de casting, Pep Armengol, en Barcelona para participar. Parece que no, pero para apariciones capitulares hay mucho trabajo en Barcelona, no solo en Madrid, son bastantes similares. Hice un curso con Pep, y seguimos en contacto. He hecho bastantes trabajos con él después de eso, y cuando llegó ‘Gavilanes’ me llamó directamente para hacer unos episódicos.

Has trabajado como figuración con Pedro Almodovar. ¿Cómo llegaste hasta la figuración de ‘La Piel que habito’?

A través de una agencia de figuración de Madrid. Ya había trabajado con ellos, y sabían que no era la típica figurante que iba a hablar con los directores o a molestar en un rodaje, iba a saber estar y a ser profesional. De hecho la agencia nunca me había llamado para hacer figuración, solo me llamaban para papeles con texto, pero sabían que yo no me iba a echar fotos con el director, ni a subirlas a mis redes sociales. Hice un cameo, saludando a Antonio Banderas, pero la cortaron en producción. El caso es que le gusté, porque trabajé también con Elena Anaya en una escena de la joyería.

Con Banderas fue fantástico. Eramos unos cincuenta extras, entre los que estábamos muchos actores, no era como otras veces que la figuración eran personas que no quieren ser actores, pero cuando acabamos llegó Antonio y nos felicitó a todos, y sobre todo a un chico y a mi que habíamos hecho de cirujanos junto a él, y nos felicitó y nos dijo que le habíamos ayudado a meterse en el papel, que parecíamos médicos de verdad. Fue todo un detalle que se esperara para agradecernos, a nosotros, a los figurantes. El que tiene calidad humana, la tiene sin importar el estatus. 

¿Has hecho muchos casting para figuración o trabajos no remunerados?

No, En la mayoría de esos proyectos me llaman porque ya conocen mi trabajo o me han visto o recomendado alguien conocido, no hago casting, siempre te ofrecen el papel directamente.

Aun así yo apoyo mucho los cortos, he trabajado en unos cuantos no remunerados y otros con que me han pagado un poco. Son prácticas en rodaje que no vas a conseguir en ningún otro lado, y muchas veces me ha ocurrido que el trabajo luego ha ganado premios en diferentes certámenes y al final te han dado una parte. Incluso en muchos pactas en el contrato que, si llega a venderse, te dan una parte.

De estos he aprendido mucho o casi todo lo que sé, ya que son un medio ideal para estar activa y bien entrenada ante las cámaras, para cuando surjan proyectos más grandes. Además conforman un videobook muy interesante que se convertirá en tu carta de presentación. He aprendido además que son un estamento en si mismos, que muestran muy bien el trabajo de un equipo, y pueden abrirte muchas puertas debido a los contactos y la gran difusión en festivales que tienen. Uno de los que hice, ‘Manual de Amor’ ha sido bastante galardonado. 

Cuéntanos alguna anécdota de los casting que has realizado

Una muy ambigua que define en parte la locura de los castings: A una compañera actriz la llama la mejor directora de casting para su prueba de ‘caras nuevas’  y se prepara una escena en la que me pide que la acompañe para darle la réplica. Entramos las dos, la secretaria le avisa, nos hace pasar a la sala y aparece la directora, al vernos nos mira y pregunta “¿quién es x?”. Mi amiga es rubia platino con los ojos azules y tiene unos 10 años menos , por lo que nos quedamos paradas…. En ese momento pensé en decir yo,  y matar a mi amiga, pero no hubieran sido formas y me hubiera quedado sin mi rubia. Eso sí me llevé una lección importante y es que la suerte es casi el 70 % de mi profesión.

¿Qué opinas de los casting?

Creo que es una buena manera de probar al actor pero las condiciones de selección están un poco obsoletas. La mayoría de actores profesionales contamos con material audiovisual que muestra claramente nuestros perfiles y registros, creo que deberían ser pruebas finales entre dos o tres aspirantes y que además tuvieran más información para preparar una mejor prueba.

Muchos castings no son nada justos con el trabajo del actor que se basa en interpretar muchos registros y personalidades varias. Además en muchos de ellos solo se centran en la imagen y con esto pierden un abanico de buenas intérpretes.

Yo he tenido suerte y me he encontrado muchos directores de casting que se preocupan por verte y conocerte, y se dejan invitar al teatro de vez en cuando para que conozcan otras facetas de ti. Me encantan las personas que son así en su trabajo.

¿Qué consejo das a los actores que vayan a leer esta entrevista?

Que persigan sus sueños, y hagan lo que les hace felices, solo tenemos una vida y esto va de caminos no de resultados, pero que no se obsesionen, no le puedes entregar tu libertad a nada,  y si ves que te hace daño, se lista recoges tus cosas móntate una churrería,  aquí venimos a pasarlo bien.

 No dejes de visitar su perfil en CastingActores

Y si quieres ser nuestro próximo protagonista escríbenos a info@castingactores.es

¿No conociste a nuestro protagonista de la semana pasada?

JUAN CABALLERO: “Me encanta el teatro como arma educativa”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *