AXEL FLO, DE YOUTUBE A LOS TEATROS DE MADRID

El actor Axel Florencio, 24
años, nos cuenta cómo creo su canal de YouTube, que ahora cuenta
con más de 1300 suscriptores, tras mudarse a la capital para estudiar Turismo. Ahora sigue persiguiendo su sueño: ser actor.
Axel Florencio
Empecé en YouTube con la idea de enfrentarme a la cámara, que siempre me ha incomodado más que estar actuando
delante de personas.
Hace
poco menos de un año paró de hacer vídeos y se centró en la
interpretación, actuando en un musical. No obstante, nos cuenta que
no se apartó de su canal por actuar, sino que empezó
a sentirse seco de ideas, y no quiso forzarse. Le preguntamos
si un actor puede compaginar ambas actividades, y nos explica que
todo depende del tiempo, de poder desarrollar una idea
para crear el vídeo, editarlo, y todo el trabajo que supone. También
nos cuenta que su videoblog ahora mismo es más un hobbie que otra cosa.
Hay gente que hace maquetas, él hace vídeos, y pronto volverá a
hacerlos. 
Por otro lado nos confiesa que “el royo que estoy llevando en el teatro es totalmente diferente; en YouTube soy Axel
Flo, pero en el teatro soy Axel Florencio. Son mundos aparte; YouTube
te da la posibilidad de hacer lo que tú quieras, siendo tú el
director y el censor.”

“No hay tantos actores haciendo vídeos por su
cuenta, pero si que en España hay muchas webseries en la que
trabajan bastantes actores. Yo os recomiendo “La súper cafetera”.”



SU
MEJOR Y PEOR CASTING
Le preguntamos por su mejor
y su peor casting, y aunque nos dice que no ha hecho muchos en lo que
lleva de carrera, cree que “el mejor fue una prueba que hice en
la ciudad de Santander, para figuración, y me pidieron que les
vendiera una lavadora en X tiempo. Fue el primer casting al que me
enfrenté, y fue muy divertido.”
 

Y en cuanto al peor nos cuenta
que lo pasó cuando se presentó a las pruebas de una escuela
pública. “Mis compañero me dijeron que me iban a mandar hacer cosas
raras, además de las pruebas específicas que pedían de voz, cuerpo
e interpretación. Pero no me pidieron hacer nada, así que salí
pensando “no les habré gustado y nada, a seguir adelante”
.” Y, efectivamente, nos cuenta que no superó la prueba.


TRES CONSEJOS PARA
ACTORES
Le pedimos un consejo para
todos aquellos que se enfrentan a casting con frecuencia:
“Que vayan
dispuestos a que le pidan lo que sea, y que lo hagan. Obviamente, no si
consideran que su integridad física y moral se pueda ver agredida. Si
te piden que saltes por la ventana, haz el amago de correr hacia ella
a ver si te paran, y si no te frenan… pues diles que a lo mejor no lo haces porque te resulta más interesante seguir vivo y tener piernas. Te
pueden pedir de todo, porque necesitan ver el perfil que das y por
otro lado lo maleable que eres.”
También le preguntamos por
un buen libro para un actor: “Cualquiera de Juego de Tronos.
Porque son libros que te permiten enfatizar, y entender a los
personajes. Saber por dónde van, y entender perfectamente hasta al
malvado más malvado, y por qué actúa así. Y eso a fin de cuentas
es lo que necesita el actor: entender al personaje que
interpretamos.”
¿Y una película? “Parece
una tontería pero hace poco volví a ver “Quién engañar a Roger
Rabbit” que fue la primera película que mezcló actores de carne y
hueso con personajes animados. En aquel momento no existían estos
trajes que te pones ahora, y que hacen que el actor actúe realmente  con otra
persona, pero ver esta película y pensar que los actores no veían ningún dibujo animado hasta que habían terminado la postproducción… Para mi fueron unos campeones.”

¿DÓNDE LE PODEMOS VER?
Axel está ahora en un
proyecto de teatro contemporáneo en la sala Nave 73, donde los
miércoles de este próximo mes de septiembre vamos a poder verle
representar, junto a sus compañeros, la obra “Un cine arde y diez personas arden” de la cual ya hicimos una crítica en este blog que
podéis leer pinchando sobre el nombre de la obra. 
Pero, ¿qué es esto del
teatro contemporáneo? “Es muy gracioso porque no actúas,
ejecutas. Pero al fin y al cabo siempre terminas entendiendo al
personaje, o lo que dices, y metes matices, porque si no lo hicieras pasarías a ser un autómata
que cuenta un texto, pero lo objetivo no existe porque todos tenemos
puntos de vista. Al principio admito que no paraba de preguntarme
¿por qué me mandan a hacer esto? ¿por qué así? Y lo veía desde
la distancia, y es cuestión de entrenamiento, de aceptar que “esto
es así”. Pero cuanto más vas entrando en esto, más lo defiendes
y le coges cariño porque, lo has hecho tú, y es como una cría”
Axel se despide de nosotros
con una frase que le dijo uno de sus profesores en clase de
interpretación: “El espectáculo siempre tienen que nacer entre
amigos y familiares, porque es como un niño recién nacido que
tienen que nacer querido”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *